• cabecera_kasba
    facebook_16
  • cabecera_new_beats
    facebook_16
  • cabecera_rock_de_kasba
    facebook_16

Fermin Muguruza & Chalart58
Video Player

Conocí a Gerard Casajús aka (also known as / también conocido como) Chalart58 en la histórica gira Jai Alai Katumbi Express que realicé con Manu Chao en el año 2003.

Durante esa gira yo iba recopilando los remixes que me estaban haciendo músicos de Bristol sobre temas del disco “In-Komunikazioa”, que publiqué más tarde en el álbum “Komunikazioa-Irun meets Bristol”, y a la vez, en los ratos libres, yo también combinaba loops y ritmos gordos sobre todo dub con algunos programas que manejaba en ese tiempo. Gerard ya llevaba unos años como percusionista de Radio Bemba, y además de ser el músico más joven de la banda, devoraba, musicalmente hablando, todo lo que nos íbamos encontrando por el camino. Le pasé entonces uno de los programas que manejaba con unos loops de música reggae y enseñé a construir bases instrumentales de manera básica.

Recuerdo como pasaba horas y horas con su ordenador y los cascos, y como creó los temas que tras la gira serían el repertorio de la banda que formaría con su compañera Miryam “Matahary”, La Kinky Beat. Además de trabajar con su nueva banda, seguía profundizando en el aprendizaje del manejo de las mesas de mezclas y creaba instrumentales de atmósfera dub que me iba enviando.

Cuando escuché “Soldo DUB” me impresionó de tal manera que me animó a coordinar el primer volumen “Irun Lion Zion in DUB” (2007), recopilando piezas de amigos a los que nos unía ese punto de encuentro en el que se había convertido la música dub, un espacio liberado, melting pot o crisol en el cruce de caminos que proponía desde mi ciudad, Irun.

Compartí escenario con La Kinky Beat, Gerard y Miryam formaron parte de la banda con la que presenté en el 2006 mi disco grabado en los estudios Tuff Gong de Kingston, “Euskal Herria Jamaika Clash”, hicimos juntos el tema “Milaka Bilaka”, ellos versionearon “Itaka Berriro”, y yo les remezclé el tema “I Come From” que incluí en mi disco “Asthmatic Lion Sound System” (2008).

En los años siguientes Gerard se convirtió en maestro de ceremonias en noches de música dub por toda Cataluña, un brujo del dubwise, un sabio en la mesa de mezclas de su estudio La Panchita en el barrio de La Verneda de la ciudad condal.

Por todo esto, cuando el centro artístico de Barcelona Arts Santa Mónica me invitó a permanecer en residencia durante las primeras 3 semanas de la exposición Black is Beltza, itinerancia de la exhibición que comisioné en Bilbao a finales del 2014 y primeros del 2015, contextualizando la novela gráfica del mismo nombre y mostrando el proceso de su creación, llamé a Gerard para que visitara el espacio conmigo pues se trataba de una pecera enorme con vistas a las Ramblas, donde se me antojaba que podíamos establecer un estudio de grabación experimental y provocar distintas texturas musicales invitando a los músicos que participaran en las actividades complementarias que tenía que coordinar alrededor de la expo.

Joni D, quien organizara el primer concierto de Kortatu en Barcelona en 1985, y persona imprescindible para entender todo mi activismo en la ciudad, se encargó de las labores de logística y soporte técnico necesarias, y teniendo en cuenta que este cómplice y compañero infatigable suele hablar de mi capacidad creativa circular, según sus palabras, de la capacidad de desarrollar un proyecto que genera otros proyectos colaborativos en mi entorno y que contribuyen de forma decisiva al resultado final, pues se me ocurrió la brillante idea, para mayor quebradero de cabeza de Joni D, de invitar a varios de los músicos de New Orleans que habían colaborado en mi última aventura discográfica y audiovisual, y así poder ensayar un repertorio que después pudiéramos presentar en seis conciertos.

Para que todo encajara, Gerard se encargaría de la percusión en esta banda, y así durante las tres semanas que estuve en residencia en el espacio que me ofreció ASM (Arts Santa Mónica), organizamos y coordinamos las actividades paralelas a la expo, ensayamos 12 músicos (seis de New Orleans, un catalán, un cubano y cuatro vascos) un repertorio que ofrecimos en directo, y grabamos distintas bases musicales sobre las que fueron colaborando todos los que pasaban por aquel espacio-pecera en ebullición constante.

El resultado de las grabaciones, es este volumen II del “Irun Lion Zion in DUB”, que hemos llamado “Black is Beltza ASM Sessions”, y que a diferencia del primero, no es un recopilatorio, sino que presenta temas nuevos creados durante esas tres semanas de residencia (del 20 de junio al 10 de julio del 2016) y una versión del clásico de Radio Futura “La Negra Flor”, tema obligado pues cada día nos encontrábamos canturreando la tonada “al final de la rambla me encontré con la negra flor” al llegar a nuestro habitáculo en ASM, antiguo convento de los Agustinos Descalzos, en la rambla Santa Mónica, vestíbulo del puerto.

 

Muchos de los que participamos en aquel primer volumen, volvemos a encontrarnos años después; Madjid Fahem guitarrista de Manu Chao y compañero en la gira Jai Alai Katumbi Express, Miryam “Matah”, Willy Fuego, Amparo Sánchez o el propio Gerard. Colaboran también nuevos cómplices de viaje que he ido conociendo en estos años como el sector neorleano, los japoneses de Tex&Sun Flower Seed con los que me presenté en el Festival Esperanzah del 2015, el jamaicano Skarra Mucci, los argelinos Yacine y Amel Zen, Joan Garriga de La Troba Kung-Fu, o Víctor Navarrete, bajista cubano que me acompaña desde hace ya 10 años en mis diferentes proyectos. Pero también abrimos el micrófono a una nueva generación de músicos que conectan con esa idea del encuentro musical, del aprendizaje a través de la colaboración, de generar espacios de encuentro que provoquen redes de comunicación, que crean comunidad, como Sr Wilson, el grupo Green Valley, Makady y las raperas que participaron en la actividad Akelarre Rap; desde Cataluña, BocadeBaba, desde el País Vasco, Aneguria y la Basu, y desde Palestina Maysa Daw.

Todas aportaron sus textos y yo recuperé palabras de “Nazio ibiltaria naiz” (Soy una nación andante) y “Kolore Bizia”, para reclamar la conexión entre el Atlántico negro y la Mediterranía, volviendo a reivindicar el color vivo contra el racismo, todos los colores contra la ignorancia. También eché mano del libro “Tractatus” de mi amiga y activista feminista Jule Goikoetxea para así requerir la perversión alegre y popular contra lo “adecuado”, y advertir que “mi ser, aquel que nunca necesitó permiso para ser, está en búsqueda y captura”.

Si en la exposición “Black is Beltza” grito contra la censura, aquella que sufrieron los gigantes negros de la comparsa de San Fermin, al prohibírseles, por la discriminación racial de la época, desfilar por la 5ª avenida de New York en el año 1965, las composiciones que armamos durante aquellas semanas tras su inauguración, y que ahora puedes escuchar en este disco, son un canto a la espontaneidad del encuentro, a la celebración de la vida y apología del abrazo, a la libertad de expresión, puro cubismo sónico:

Escúchame pantera negra, báilame un poco de humor, déjame esa sonrisa, un rato”.

Fermin Muguruza

KM00816
Black is beltza ASM Sessions
KM01116SGD
Baldintzabikoa

Sguenos!

Facebook Twitter myspace_32 Youtube Spotify Rss Newsletter